hongos en los pies y uñas

Cómo tratar hongos en los pies y uñas con un experto

Los hongos en los pies y uñas son muy molestos pero bastante comunes en la población, que aunque no causen dolor son síntomas sanitarios a los que hay que prestar atención. Existen distintas condiciones que pueden aparecer y dependiendo de sus características el quiropedista recetará un tratamiento específico.

La mayoría de los hongos que nacen en los pies y sus uñas surgen como consecuencia de una mala higiene, pero no es la única razón para que esto ocurra. El estrés, las heridas desatendidas y el alto nivel de glucosa (personas con diabetes) también pueden generan afecciones incómodas en las extremidades inferiores.

Cuáles son los hongos en los pies y uñas más comunes

Los hongos en los pies, independientemente que sea en las uñas o en la piel que cubre esta zona del cuerpo, deben ser tratados con la misma rapidez que si aparecieran en otra área. Comúnmente las personas desatienden las extremidades o no les dan la correcta atención, haciendo que una patología menor se complique.

Una de las afecciones más frecuentes es la dermatomicosis, conocido como pie de atleta, que un gran porcentaje de la población mundial sufre. Estos hongos se manifiestan a raíz de una excesiva sudoración o mal olor; cuando se ignora puede causar daños importantes en las defensas de quien lo padece.

Por su parte, el pie diabético aparece cuando un ciudadano presenta altos niveles de glucosa en la sangre, lo que ocasionan daños en los nervios, disminuyendo la sensibilidad de estas extremidades. Las ampollas y cortadas presentan graves infecciones, que de no tratarse a tiempo provocaría  amputaciones de los miembros.

Además de las enfermedades ya mencionadas, los pies también pueden tener verrugas plantares o papilomas. El estrés y la higiene inadecuada son los principales responsables de su aparición. Suelen desaparecer espontáneamente, pero, en otros casos, causan lesiones importantes, que deben ser atendidas en emergencias.

Por otro lado, en el ámbito más estético que sanitario, las durezas y callos afectan a las personas, causando incomodidad en su andar. Las áreas afectadas, por lo general, se tornan amarillas y molestan al momento de calzarse los zapatos. Por suerte, los quiropedistas pueden ayudarlos a disminuir el endurecimiento natural de esta piel.

hongos en los pies y uñas
hongos en los pies y uñas

Deja un comentario