Mejora de procesos, con la automatización

 AutomatismoCuando se piensa en mejorar la productividad, es necesario contemplar la opción de la automatización del proceso productivo, Ya que en la actualidad las empresas están en una lucha permanente por mantenerse en los mercados y obtener beneficios. Es por ello, que el objetivo principal debe ser una mejora en su proceso productivo y la optimización de los costes de producción. Ante esto las empresas deben pensar en un concepto: El Automatismo.

El Automatismo permite involucrar equipos y procesos que aceleran la realización de un trabajo determinado, con menos problemas de calidad porque este es efectuado de una forma más uniforme, con un menor gasto de energía y mucho más seguro para los trabajadores.

También la automatización permite el aumento de la calidad de los productos o servicios ofrecidos al cliente, mejorar las condiciones de seguridad y ergonomía de los puestos de trabajo, adaptándolos a las nuevas legislaciones relacionadas con la seguridad y el medioambiente laboral.

Automatización de procesos productivos

Para automatizar un proceso productivo, es necesario realizar un análisis previo del proceso en cuestión, definir las interfaces entre las unidades estándar de automatización, determinar los puntos de cuello de botella en donde el proceso automatizado ayudará a solventar esta situación, buscando elementos como tiempo de averías, ciclos, disponibilidad y rendimiento del proceso, los cuales se utilicen para que puedan detectar lo que actualmente causa el retraso del proceso de producción.

La elección del equipo a instalar para la automatización pasa por la selección entre robótica industrial, PLC’S, maquinaria automatizada o diversos tipos de automatismos. Es preciso el estudio a fondo de los costes de operación y mantenimiento. Una vez tomada la decisión del tipo de equipo para realizar la automatización, es necesario contactar con una empresa de probada experiencia en este tipo de trabajo, que garantice la buena instalación y puesta a punto del equipo seleccionado.

 

Paralelo a la instalación de los equipos, es necesario realizar la formación del personal en la tecnología implementada para que puedan efectuar la operación de los equipos. Sin embrago, no se puede descartar la necesidad de ajustes, reparaciones y cambios de piezas, las cuales puedan haberse dañado durante el proceso de instalación.

Una vez finalizada la instalación, se procede a probar el equipo a fin de comprobar su buen funcionamiento. En este punto es muy importante que la empresa que ha suministrado los equipos, contemple en su contrato un tiempo prudencial para realizar la prueba del equipo y comprobar que funciona perfectamente, antes de dar su trabajo de instalación y puesta en marcha por terminado.

Existen empresas, que se encargan desde la fase del diseño del proyecto, la instalación, automatización y el control. También hay las empresas que realizan en trabajo completo lo que se denomina llave en mano, y entregan el sistema funcionando, realizando revisiones periódicas a fin de efectuar los ajustes necesarios.

 

 

Deja un comentario