El Amianto riesgos tiene en la salud

El amianto también llamado asbesto es un grupo de minerales metamórficos fibrosos. El amianto riesgos tiene secuelas en la salud, tan serias que puede convertirse en un potente veneno causante de cáncer, asbestosis y mesotelioma.

Para nadie es un misterio que el amianto es un tipo de material utilizado especialmente en la construcción y por ende éste se esparce con mucha facilidad en el aire que generalmente respiramos. Quienes trabajan en el oficio de la construcción de inmuebles, se exponen a este nocivo componente con tanta frecuencia que resulta más que necesario tomar medidas preventivas que mitiguen el riesgo desastroso del amianto en la salud.

La accesibilidad que brinda la sociedad actual para la obtención de este tipo de componentes, lo hace sumamente apreciado y utilizado en muchas actividades industriales. Pero todos sabemos por lo anteriormente descrito, que no es el elemento más seguro.

¡Y ni hablar de la mortalidad! Pues hace muchos años, más específicamente desde 1980, se ha demostrado que sus efectos nocivos en la salud pueden acabar con la vida de quienes se exponen a este material.

¿Qué hacer?

Es necesario reemplazar este material por algún otro más seguro con el fin de prevenir un accidente laboral nefasto como también la exposición a enfermedades tan fuertes como el cáncer, el mesotelioma y la asbestosis.

Es claro que el reemplazo del amianto es muy complicado porque hace parte fundamental en la producción de muchas empresas; y también la fácil adquisición y el bajo precio en el mercado complican mucho más el reemplazo por alguna otra sustancia menos peligrosa para nuestra salud.

La prevención de los riesgos del amianto va desde la utilización de un equipamiento apropiado, hasta el empleo de elementos que mitiguen sus efectos nocivos. Por tanto, la capacitación en medidas preventivas y su ejecución en el ambiente profesional en este caso son obligatorias.

Derechos de los involucrados

En la actualidad hay mucha normatividad que regula el empleo del amianto en el espacio laboral debido a los riesgos que representa para la salud humana pues sus efectos tóxicos son irreversibles.

Las empresas que utilicen el asbesto deben conocer perfectamente toda la información correspondiente a este componente y la normatividad que lo regula, por tanto ésta se hace responsable a las injurias y accidentes ocurridos con uno o varios trabajadores que en su ejercicio estén trabajando con este nefasto material.

No cabe duda de que estas leyes y normas son vigiladas constantemente por los involucrados y por asociaciones y organizaciones dedicadas a la protección del empleado en su entorno laboral.

Cuando una empresa no reconoce o no aplica como se debe la normatividad correspondiente, el correcto asesoramiento por parte de un profesional competente permite el beneficio de los trabajadores cuya salud se está viendo afectada.

Amianto riesgos, enfermedad profesional

El amianto es un material de construcción que fue muy usado en las industrias constructoras de nuestro país. Se ha hablado mucho acerca de él y de los fatales problemas de salud que ocasiona, pero pocas personas saben que hoy en día existen muchas toneladas de este material en nuestras ciudades. El amianto riesgos para la salud, de hecho está tipificado como un material tóxico que provoca enfermedades graves, entre ellas cáncer, tras largas exposiciones.

Causa muchas muertes al año por enfermedades respiratorias graves todas asociadas al cáncer y para aquellas personas que por su trabajo estuvieron expuestas a este material, es imprescindible contar con la asistencia de un abogado especializado en derecho laboral para poder solicitar las indemnizaciones que les corresponden, de la misma forma que cuando se sufre accidentes laborales.

Historia del amianto en España

Este material, de origen mineral, comienza a usarse en España en los años cuarenta, era ideal para la construcción, añadido al cemento le aporta una gran resistencia a la tracción, lo que le permite que pueda fabricarse con él depósitos de agua o cubierta ligeras e impermeables. Son muy comunes por la geografía española, aún a día de hoy las cubiertas de fibrocemento o comúnmente conocidas como de uralita en edificios y naves industriales antiguas.

Estas cubiertas en principio no entrañan riesgo para la salud, a no ser que las fibras de amianto o asbesto se liberen al aire y sean inhaladas, esto ocurre cuando estas cubiertas son retiradas, al romperse. Por ello tampoco debemos preocuparnos en exceso por ellas a no ser que vayan a ser retiradas, caso en el que deben actuar empresas especializadas en retirar estos materiales.

Así mismo, también fue un material muy usado en la industria por su excelente capacidad de resistencia al fuego, de hecho es totalmente ignífugo y se usaba en equipos de protección individual frente al calor y al fuego.

En España no es hasta 2001 cuando se prohíbe por completo cualquier tipo de uso de esta material. Pero el problema que lleva consigo el amianto, es que a pesar de la prohibición, aquellas personas que durante años estuvieron expuestos a este material pueden desarrollar la enfermedad muchos años después de la exposición. El pronóstico para este tipo de canceres es muy grave, sin apenas esperanzas de vida una vez da la cara. Principalmente el cáncer más habitual es el mesotelioma maligno que afecta a la pleura que recubre el pulmón provocando el colapso de la misma y con resultado fatal para el enfermo, sin tratamiento farmacológico para el mismo.

Actualmente se comienza a reconocer los derechos de los trabajadores expuestos a este material y se tipifica su enfermedad como profesional, con derecho por ello a indemnizaciones.