carillas dentales de composite

La solución ideal: carillas dentales de composite

carillas dentales de composite

¿Diente fracturado? Las carillas dentales de composite son la solución rápida dentro de la estética bucal, siendo uno de los tratamientos especializados nada invasivos. Se utilizan diferentes técnicas con el fin de mejorar la sonrisa del paciente y ofrecer una solución a diversos problemas que pueda presentar.

La composición de las carillas consiste en láminas de resina muy finas de aproximadamente 0.3 a 1 mm de espesor. Al ser aplicada, rellena la pieza a la que va unida, dando una apariencia natural. De igual forma se recomienda mantenimiento preventivo que conserve su color y brillo.

Cuando no se quiere someter a tratamientos odontológicos largos, la utilización de este elemento estético dental es ideal para mejorar el color, las malas posturas y texturas de la dentadura. Solucionan los problemas de dientes torcidos, manchados, fisurados y separados. En este sentido, antes de colocarlas, el paciente previamente debe hacerse una limpieza y blanqueamiento.

Existe una gran diferencia entre las carillas dentales de composite y las de porcelanas. En las primeras la colocación es superficial al diente y pueden revertirse, mientras que en las segundas la adherencia es irreversible.

Ventajas al elegir un tratamiento estético de carillas dentales de composite:

  • Ideal para cubrir áreas rotas del diente
  • Normalmente, dan un aspecto natural
  • Cambian la forma y color del diente
  • Se adhieren rápidamente por su especial composición
  • No necesitan tallado de los dientes para su colocación
  • Son resistentes y de larga duración

Para mantener los resultados de este tratamiento, el paciente debe tener presente las recomendaciones de su dentista que le ayudarán a mejorar los problemas que puedan ir surgiendo:

  1. Asistir al especialista con la finalidad de que realice el mantenimiento por lo menos una vez al año para conservar el tratamiento estable
  2. Mantener la rutina de higiene al cepillar la dentadura tres veces al día (usar cepillos especiales si es necesario) y el uso de hilo dental, el cual te ayudará a eliminar los restos de comidas, alejando así los gérmenes que ocasionan el sarro o cálculo dental.
  3. Tener cuidado de morder alimentos duros

Aunque todos crean que es una cuestión de vanidad, la dentadura otorga una buena imagen y seguridad.