Informe pericial de acoso laboral: ¿cómo pueden ayudar a la víctima?

Informe pericial de Acoso laboral

El Informe pericial de acoso laboral es un importante documento que permite esclarecer casos que correspondan a esta situación irregular, también conocida como mobbing. Prácticamente, no existe una manera efectiva de demostrar con facilidad si una persona es víctima de este tipo de problemas, por lo que es un material que cobra una mayor relevancia frente a las autoridades.

De acuerdo con un estudio realizado por la Asociación contra el Acoso Psicológico y Moral en el Trabajo, al menos un 15% de los empleados viven esta realidad en sus puestos de trabajo. Por lo general, están en presencia de comportamientos amenazadores o agresivos que atentan directamente sobre la tranquilidad personal.

Ahora bien, vale destacar que quienes incurren en estas actitudes tienden a utilizar agresiones verbales, con el fin de socavar la autoestima de los afectados. Otro método de generar un ambiente negativo para los trabajadores es sobrecargarlos de actividades injustificadamente con tareas difíciles de lograr; o, por el contrario, restan responsabilidades para disminuir sus oportunidades profesionales.

Según los expertos, este problema perturba tanto a hombres, como a mujeres, pero no recae de la misma forma. Algunos análisis indican que las empleadas sufren esta práctica con más fuerza y, poco a poco, se va extendiendo sobre todos los sectores de la economía.  En este sentido, es fundamental contar con el asesoramiento profesional adecuado para hacer valer los derechos.

¿Cómo se realiza un informe pericial de acoso laboral?

Este material se utiliza para confirmar la existencia de ciertos aspectos que podrían considerarse como acoso. Por supuesto, no es suficiente para llegar a una conclusión definitiva, aunque es de gran ayuda para que los abogados puedan crear argumentos válidos para fundamentar una posible demanda.

Bajo este contexto, hay que marcar una diferencia entre el informe de acoso laboral y el informe pericial psicológico. En este caso, los psiquiatras redactan un escrito basado en una entrevista clínica; y, por otro lado, los psicólogos forenses además realizan unos cuestionarios que aportan datos con mayor validez a estas evaluaciones.

El análisis del testimonio libre de la víctima, la duración de este inconveniente y el tipo de persecución sufrida son elementos que permiten obtener un panorama global del entorno que vive el individuo. Afortunadamente, las leyes consideran los resultados obtenidos y pueden favorecer a las víctimas.